Noticias 2013-2014, Tailandia

Chiang Mai: campanas, amuletos y monjes

foto1.JPG

En Chiang Mai, la segunda ciudad más importaante de Tailandia, converge la esencia más espiritual de la religión con el aspecto turístico


Los templos de Doi Suthep y Wat Srisuphan representan el mayor contraste entre esta doble cara de la religión en Tailandia.

El templo de Doi Suthep es uno de los más turísticos de la ciudad de Chiang Mai. Miles de turistas lo visitan cada día. Para acceder a él, los visitantes deben subir una escalinata de más de 300 escalones flanqueada por dos serpientes talladas en piedra. El templo se encuentra en la cima de la montaña, rodeado por una inmensa terraza con vistas a la ciudad.

Uno de los elementos que caracterizan este singular templo son las campanas que hay repartidas por toda la terraza. Hay una regla que todo visitante debe conocer y respetar: las campanas no se pueden tocar, solo se pueden hacer sonar. Una vez para buena suerte; dos veces, volver a Tailandia. Además de estas curiosas campanas, en la terrazas se pueden comprar amuletos que los monjes bendicen allí mismo.

Dentro del templo, al que se debe acceder descalzo como en todos los demás, la arquitectura es impresionante: columnas doradas y rojas, esculturas de todos los tamaños y un monumento a Buda en el centro. Esta escultura es toda una reliquia y representa un símbolo tanto para peregrinos como para monjes. Tal es su importancia que mientras estábamos allí, varios peregrinos empezaron un ritual religioso caminando y entonando cánticos alrededor de la escultura central en señal de adoración.

Esa misma tarde visitamos el último de los templos de la novena expedición Tahina Can, el templo de Wat Srisuphan. Lo más característico de este templo es que es en el único que se puede hablar con los monjes en toda la ciudad. Durante nuestra visita pudimos conversar con cuatro de ellos, que nos explicaron su visión, tanto personal como religiosa, de temas como la muerte, los sacrificios, el papel de las mujeres en el budismo, y la fe.

A diferencia del templo de Doi Suthep este templo se aleja del estereotipo de templo turístico que hemos visto durante el viaje. Wat Srisuphan representa todo lo opuesto a Doi Suthep. Aunque todos los templos que hemos visitado durante nuestra estancia en Tailandia nos han parecido lugares extremadamente espirituales, tan solo este último, el de Wat Srisuphan, nos ha transmitido la paz interior que tanto caracteriza al budismo. cheap nike air max 90