Noticias 2010, Chile

Cuando transgredimos la naturaleza

5- Lluis Muñoz (casa mapuche).JPG
Costumbres, tradición, madicina, oratoria, son algunas de las expresiones de la medicina mapuche.

 

”Gente de la tierra”, ese es el significado de mapuche, una tribu indígena que sobrevive en el centro-sur de Chile, en la región de la araucaria. Pese a la conservación de su cultura, se adaptan a los nuevos tiempos y, lo demuestran los 2 hospitales interculturales que visitamos el Mapuche Ñi Lawentuwuin y el un Centro de Atención a los mapuches que da cobertura a treinta-y-seis comunas.

 

Paulino, uno de los impulsores del primero nos cuenta: ”para el pueblo mapuche es un orgullo y a la vez damos mucha importancia, el hecho de que nuestros jóvenes puedan llegar a la universidad. Todo por el bien del pueblo, aprovechando así la cultura occidental, nunca sin perder la nuestra.”

 

Sorprende la hospitalidad que muestran en ambos centros. Nosotros, pertenecientes al mundo occidental, ese que les redujo el territorio del millón de hectáreas a apenas trescientas-mil. Se les nota oprimidos, un pueblo sin voz, condenado por los grandes grupos de comunicación al ostracismo. Están esperanzados con nuestra visita, y me llena de orgullo poder ejercer la misión de darles opinión frente al mundo al millón de mapuches que habitan en Chile.

”Maputchucan” es el nombre de uno de los 5 tipos de enfermedades que tratan en la medicina mapuche. Me deja anonadado el hecho de que son enfermedades causadas por transgresiones naturales. Los mapuches tienen tres valores principales: ”Maneuto Mapa”’ que es el respeto por la naturaleza, ”Ko”, que es el respeto por el agua y ”ché” que consiste en el respeto por la família, así nos relata un simpático mapuche que merodeaba por el centro sanitario .

 

Energías y naturaleza, que cuando se ven transgredidas causan desastres: ”si se ataca nuestro habitat natural, con plantaciones de pino y eucalipto se acaban nuestras farmacias naturales donde encontramos las medicinas y además nosotros, los mapuches podemos enfermar ante estos trastornos”.afirma Antonio Lizama la otra cara visible del hospital Mapuche Ñi Lawentuwuin , y continúa ”Endesa, quiere ocupar parte de nuestro territorio, devastando la naturaleza y existe el precedente de una fabrica taladora que cortando nuestros arboles, recibieron energías negativas que les causaron desastres y tuvieron que huir..”

 

Gabriel, es un paciente del hospital, que tiene una enfermedad que solo padecen los mapuches. Lleva dos meses internado y la doctora le ha recomendado tres. Se encuentra mal, pero accede a hablar ”sin dudas la medicina mapuche está por encima de todo” responde con firmeza y completa ”las enfermedades siempre tienen que ver con la naturaleza y sus efectos, el trato a los árboles y al ecosistema en general”. Colma, ocupa la habitación de al lado acompañada de otras dos pacientes, igual que Gabriel. Ella nos cuenta que está también convencida en la importancia de las energías aunque no rehuye a la medicina occidental.

Todo este poder de las energías lo controla la machi, que serían nuestros médicos. Estos en su adolescencia notan sensaciones especiales en sus sueños que les hacen saber que están destinados. Tras estos sueños estarán 3 meses con un machi experimentado donde acabaran de desarrollar su don como ellos lo denominan. Es genético y no puede haber varias generaciones sin un miembro de la familia.

Ana Isabel, la enfermera que nos acompaña a los dos hospitales, coge una planta a la que denominan los mapuches ”planta del amor” y cae en manos de uno de nuestros profesores. Este hecho provocar risas entre los que contemplan la sitaución, pero demuestra el conocimiento que tienen los mapuches por la botánica. La naturaleza es su vida, y tan solo piden que se la respete, algo que el capitalismo olvida, operando sin escrúpulos y sin tener en cuenta la sensibilidad e importancia para el pueblo mapuche, un pueblo que a su vez nos han demostrado ser tolerantes con los ”winchas” como así denominan a todo aquel no mapuche.

air max 90 essential sale