Noticias 2018, Yucatán

Dime lo que comes

La visita a un Mercado Central nos dice muchas cosas sobre la manera de vivir de la gente. Cada vez que viajo, intento pasar temprano por este lugar, el mercado. Un espacio quete cuenta historias sobre una ciudad y sobre su gente. En Mérida, el Mercado Lucas de Gálvez es el sitio donde se encuentra de todo, pero nosotros nos centraremos solamente en la parte alimentaria.

El mercado nació alrededor de 1884, fue destruido y reconstruido varias veces hasta que en 1948 le dieron la forma actual.

Es el único lugar de la ciudad donde podrás encontrar todos los ingredientes necesarios para la cocina Yucateca. Además, muchos de ellos solamente se pueden adquirir en este lugar y proceden de los pueblos maya que rodean la ciudad o que provienen del centro del Estado.

Es verdad que podríamos describir la belleza de los productos, sus colores, sus olores o la increíble variedad de chiles y de pescados. Pero también lo interesante es la gente que trabaja en este mercado. Al llegar a las 06:00 de las mañana, es decir, una hora después del horario de apertura del mercado, las primeras imágenes que nos llegan son la pobreza de la gente. Pero también la humildad en su actitud, el cariño al explicarte qué son los productos que venden, sus usos, el orgullo de ser yucateco y la pasión que ponen en describir cómo se hacen los platos, qué productos utilizan o de dónde proceden.

Trabajares del mercado Lucas de Galvez en el centro de Mérida

Esto es muy importe e interesante porque, para la mayoría de los europeos, la cocina mexicana está reducida a lo que conocemos como cocina tex mex: guacamole, nachos, tacos, chili con carne y pocas cosas más.

La cocina mexicana, en general, es mucho más y, dentro de ella, la gastronomía yucateca es otro mundo. Toda la gente que trabaja allí está dispuesta a explicarte cómo se hace la famosa cochinita pibil, el pescado tikinxic, los panuchos, la sopa lima, los salbutes y muchos otros platos. Al hablar con la gente del mercado, descubrimos una cosa que es un verdadero regalo de los dioses maya: la chaya. Algo que no encontramos en Europa. Lo más parecido sería la espinaca, con la que se elaboran zumos y se utiliza tanto como verdura con platos salados como para postres. La diversidad de los platos yucatecos es igual de grande que la generosidad de los yucatecos.

El mercado se encuentra ubicado en las calles 65 y 69 por 56 A del centro de la ciudad de Mérida.

 

Emmanuel Bouvard – 12/09/18 – Mérida

cheap nike air max 90