Noticias 2008, Perú

“Empieza hoy, pero no termina nunca…”

grupo tahina.jpg
Al final de un periplo iniciado desde diferentes partes de toda España, 50 expedicionarios y 10 monitores se reunieron a goteo en el Campus de la UAB. Después de unas horas de conocer a los primeros compañeros y descansar un poco del viaje, todo el grupo tuvo la oportunidad de conocerse más de cerca en la presentación oficial.

Uno a uno fueron regalando unas palabras explicando sus motivos, sus inquietudes y sus deseos. Todos coincidían en un aspecto esencial del viaje: “venimos a disfrutar de una experiencia única”. Pero también se revelaron intereses por Perú y por el viaje más personales como por ejemplo conocer las raíces de los padres, conocer a gente con las mismas inquietudes, o, de entre las razones más exóticas, conocer el país originario del cultivo del tomate y la patata.

Al terminar la presentación se inició otra más distendida en otro ambiente, en el aperitivo de recepción. Allí, entre verduras deshidratadas, croquetas de queso y fideuá se escuchaban palabras de gallego, frases en castellano, esbozos de catalán, bromas en euskera. Una mezcla cultural que preludiaba lo que se vivirá a partir del 11 de septiembre en Perú.

La jornada siguiente se desarrolló en un ambiente de trabajo responsable e impaciente. Los 60 integrantes del proyecto Tahina-Can Bancaja Perú 2008 empezaron a elaborar los primeros trabajos. Se desveló el itinerario y el programa académico, se dieron consejos para disfrutar del viaje como una experiencia única e irrepetible y conociendo todos los detalles para evitar el “mal de altura”.

Después de una merecida comida, los miembros de la expedición se volvieron a reunir para continuar sus trabajos, empaparse del espíritu de la Expedición y programar las tareas que continuarán en septiembre, una vez llegados al país andino.

Una vez terminada la jornada académica ya se respiraba el buen ambiente que reina en el grupo. Espontáneamente se fue agrupando la gente alrededor de Antonio, uno de los monitores, que acompañado por una guitarra y palmas, amenizó la velada. En 5 minutos se agruparon todos los expedicionarios escuchando y participando en un canto improvisado y lleno de espíritu Tahino.

En la segunda jornada se profundizó en el conocimiento social y cultural de Perú. Profesores, como José María Perceval, los introdujo en el Perú místico y en sus costumbres. Se olía durante toda la jornada un cierto ambiente de despedida, pero de despedida momentánea.

Como dijo José Manuel Pérez Tornero, Director del proyecto: “viajar es perder la referencia de un contexto”. El día 11 de septiembre, 60 jóvenes de diferentes puntos de la geografía española cruzarán el charco para comenzar esta experiencia que han estado esbozando durante estos días. La aventura no ha hecho nada más que empezar, 3 días en Barcelona para formar un grupo que absorba la esencia del mundo peruano. Continuará a partir de septiembre, y posiblemente no termine nunca.

cheap nike air max 90