Noticias 2018, Yucatán

Menéndez Losa: “El buen periodismo tiene futuro, y muy buen futuro”

En 2017 fueron 12 periodistas asesinados. Desempeñar la profesión de periodista en México es un acto de profunda vocación. Mostrar a los ciudadanos los hechos que ocurren se ha traducido en una ola de agresiones que incluso acaban con la vida de los comunicadores, por el simple hecho de cumplir con su trabajo.

En México, uno de los países más peligrosos para ejercer esta profesión, trabaja Luis Alberto Menéndez Losa. Es director general del Diario de Yucatán. El periodista cuenta cuál es la situación del periodismo en México. Afortunadamente, según Menéndez, Yucatán es el estado más seguro del país desempeñar la profesión periodística.

Para un europeo, el proyecto Chile resulta algo chocante…

Es un periódico que no depende del Diario de Yucatán, pero pertenece al mismo grupo mediático. La justificación del proyecto fue el nacimiento de otro periódico similar en Yucatán, y que empezó a tener cierta presencia. Nuestro diario, el Diario de Yucatán, es el periódico serio de mayor circulación, pero obviamente los periódicos ligeros tienen tirajes más altos en comparación con los medios serios y así pasa en todo el mundo. Sobre todo, porque hay mayor población de ese perfil socio económico.

¿El proyecto nació como una línea editorial o como una guerra entre dos competidores?

No nació como una línea editorial en sí, sino como una guerra de guerrillas para contrarrestar el efecto que tenía un competidor que se mueve en otro segmento que el Diario de Yucatán. Nunca alcanzó la circulación del diario, pero al introducir un producto similar el mercado se dividió. Aquí fue cuando salieron los estudios de mercado y se comprobó que ese producto tenía una competencia que se llama El Chile. De hecho, El Chile ya circula más que el otro producto, y le ha dejado de hacer ruido el Diario de Yucatán.

¿Cómo podría describir al gremio de periodistas y sobre todo al periodismo de México en la actualidad?

 En México hay un periodismo variopinto. Hay periodismo impreso bien hecho en muchos medios, como algunos de la Ciudad de México. Y en provincia, también hay proyectos interesantes que hacen buen periodismo. Hay buenos periodistas en esos medios.

¿Cree que la inseguridad existente actúa como un freno para el desarrollo del buen periodismo?

Así es. El tema de la inseguridad, particularmente en algunas zonas puede distorsionar el trabajo de los periodistas porque se sienten amenazados. No obstante, hay muy buenos periodistas. Nosotros conocimos muy de cerca el caso del Siglo de Torreón, en Coahuila, un estado más afectado por la violencia. Los periodistas tienen protocolos de seguridad muy estrictos. A ellos, les han baleado el edificio y su agenda está muy monitoreada. Hay violencia todos los días, y como los medios publican los hechos violentos, se genera incluso competencia entre bandas rivales.

¿La libertad de publicación está limitada por presiones institucionales o por bandas mafiosas?

La publicidad oficial en los medios del grupo es un porcentaje pequeño. Nosotros dependemos más de los ingresos que llegan de empresas y de la venta de ejemplares, así como otro tipo de ingresos legales. Desde ese ángulo, es un poco difícil que el gobierno limite la actuación de los periodistas, y la delincuencia no ejerce visiblemente una presión tan fuerte todavía. Espero que no, pero en otros estados sí ocurre, como en Quintana Roo. Es una zona en la que en los dos últimos años se ha incrementado la violencia extrema. Este año llevan récord de muertes.

¿La razón por la que se persigue a los periodistas es que los informadores persiguen a las bandas más que las autoridades?

 Puede ser que en algunas zonas algunos periodistas hallan fallecido por estar dedicados a investigar el tema de la delincuencia. La acción del gobierno federal en los últimos años ha sido detener a los cabecillas de algunas bandas. Sin embargo, no atacan realmente a las bandas, ya que los que se quedan se empiezan a pelear las zonas de influencia, y eso genera que surjan nuevas cabezas. Pero ya no es solo una, son varias y los pleitos de ellos propician que muchos civiles, entre ellos periodistas, puedan perder la vida.

¿Qué expectativa tiene del futuro del periodismo en México?

 El buen periodismo tiene futuro, y muy buen futuro. Los medios impresos tendremos que hacer esfuerzos adicionales para alargar su vida. Nosotros tenemos la fortuna que el nombre del Diario de Yucatán es una marca muy fuerte, arraigada y empática con la ciudadanía, pero habrá que hacer esfuerzos. El gran reto será cómo monetizar los contenidos en los espacios electrónicos.

¿Se ha visto con la necesidad de abandonar el país por no poder ejercer su profesión o para evitar riesgos de carácter externo?

 Afortunadamente no. A nosotros no nos pasa. Por mi posición, a mí me toca estar más en la oficina que estar en la calle. Lo que sí hemos tenido son amenazas a periodistas, dado que sus informaciones han afectado a intereses de diferentes grupos.

 

Jon Martin Veen Salazar – 12-09-18 – Méridaair max 90 essential sale