Reportajes 2018, Yucatán

México a través de sus paredes

Un par de toscas manos en posición de ofrendar. Son las manos de los mayas, habituadas al trabajo duro y el sufrimiento. Las mismas que cultivaban el maíz y construyeron los templos que hoy aún nos asombran. Son también las manos que lucharon contra la Conquista en el siglo XVI y en la Guerra de Castas del siglo XIX. Más tarde, estas manos oprimidas y forzadas sangraron al trabajar con las espinas del henequén durante los tiempos de cultivo del agave, utilizado para fabricar licores, siropes y utensilios de madera y que hizo inmensamente rica la provincia del Yucatán. Es la imagen que se aprecia en el mural Las manos del portador de henequén que se encuentra en el Palacio de Gobierno de la ciudad de Mérida, en el Estado de Yucatán, junto con otras representaciones de la historia de México.

Estas obras son una muestra del movimiento artístico conocido como Muralismo Mexicano. Tiene origen en la Revolución Mexicana de 1910, un movimiento en contra de la dictadura de Porfirio Díaz. El principal impulsor del muralismo fue el intelectual José Vasconcelos quien asumió las funciones de Secretario de Educación Pública dentro del gobierno del Presidente Álvaro Obregón (1920-1924) y contrató a distintos artistas para pintar una serie de murales en las paredes de la Secretaria Nacional y la Escuela Nacional Preparatoria. Con el impulso gubernamental la Escuela Muralista empieza a adquirir prestigio en Latinoamérica, no sólo como movimiento artístico sino también como movimiento social y político de resistencia e identidad, tratando temas como la revolución, la lucha de clases y el hombre indígena. Entre sus miembros destacan David Alfaro Siqueiros, José Clemente Orozco, Diego Rivera y Rufino Tamayo.

Resultado de imagen para la marcha de la humanidad siqueiros
Marcha de la Huamanidad, de David Alfaros Siqueiros. Imagen extraída de: http://mundodelmuseo.com/ficha.php?id=1017

 

Siqueiros (1896-1974), con sólidas convicciones a favor del arte público y monumental, formó parte activa del Movimiento con murales que exaltan la vida del pueblo a través de influencias surrealistas y un fuerte mensaje de combate político. Entre sus obras destacan La Marcha de la Humanidad que se encuentra en la ciudad de México.

Otro de los grandes exponentes fue Diego Rivera (1886-1957), considerado una de las figuras clave de la pintura mexicana. Estudió pintura en Europa y regresó a México en 1921 para ingresar en el Movimiento Muralista narrando historias sociales y políticas. Entre sus murales destacan el del Palacio de las Cortes de Cuernavaca o Sueño de una tarde dominical en la Alameda Central, situado en el Museo Mural  Diego Rivera de la Ciudad de México.

Resultat d'imatges de sueño de una tarde dominical en la alameda central
Sueño de una tarde dominical en la Alameda Central. Imagen extraída de: https://zonalibreradio1.wordpress.com/2014/09/09/sueno-de-una-tarde-dominical-en-la-alameda-central/

Aunque ha pasado más de un siglo desde el inicio del movimiento, el muralismo sigue activo en México, trata un abanico de temas más extenso y, en algunas ocasiones, puede entrelazarse con el llamado Street art. El muralismo ha sido también utilizado como un elemento artístico y educativo. Para muchos educadores, como Miguel Fernando Pabón Vásquez, subdirector de la escuela secundaria de Tihosuco, los murales representan un marco educativo porque recuperan la memoria histórica de una cultura.

Seguimos la pista de esta forma de arte a través de un recorrido por distintos puntos de la península de Yucatán. Diferentes localizaciones que ayudan a entender la presencia del muralismo mexicano en el siglo XXI.

Holbox

La paradisíaca isla de Holbox, al norte de la península del Yucatán, se encuentra salpicada por multitud de murales que decoran comercios, espacios públicos y también pequeñas casas. Son fruto del festival International Public Art Festival, que acoge a artistas internacionales y tiene el objetivo de plasmar las inquietudes y esperanzas de los isleños a través del muralismo. Sus orígenes se remontan al 2014: “tratamos de revertir el aspecto y la apariencia de la ciudad a través de un movimiento artístico”, declaraba Arturo Ramírez, director del Instituto de Juventud Regia en el documental de presentación del Festival. El objetivo principal es aumentar la riqueza cultural de la región.

Tihosuco. Escuela Secundaria Técnica número 8

Es el ejemplo perfecto para plasmar la función educativa de los murales. La ilustración que preside la entrada de la Escuela Secundaria Técnica número 8, en la pequeña localidad de Thiosuco. En él se observa cómo el gobernador de Yucatán, Felipe Carrillo Puerto, conocido por su obra social protege a los indígenas mayas mientras estos rompen unas gruesas cadenas. Por encima de las figuras y como símbolo de la libertad se observa una paloma que sigue la misma dirección que los demás personajes. Pabón Vásquez, subdirector de la escuela, realza la importancia de los murales como herramienta de educación artística y como herramienta para la preservación de la memoria histórica.

Mural de la Escuela Secundaria Técnica número 8.

Mérida

El Palacio de Gobierno de la ciudad de Mérida alberga actualmente las oficinas del Gobierno del Estado de Yucatán. Este edificio fue construido en el mismo emplazamiento que las antiguas “Casas Reales” de época colonial y acoge actualmente un conjunto de murales que relatan la historia de México, desde la época maya hasta la independencia, pasando por la Colonización y la Guerra de Castas.

Playa del Carmen

“Rayando con sentido”,  una actividad impulsada por la Presidenta Municipal Cristina Torres Gómez a través del Instituto de la Juventud llena este destino turístico de pinturas murales. El acto forma parte del programa “Solidaridad, cultura humana”, en el que participan artistas urbanos que, a través del grafitti, quieren concienciar a la sociedad sobre la inseguridad, la igualdad de género o la discapacidad entre otros temas. Esta iniciativa permite a los artistas tener un espacio de expresión sin el miedo a ser acusados de bandalismo.

Este recorrido podría continuarse por casi todas las ciudades y pueblos de México y en ellos veríamos también la riqueza y variedad con la que cuenta el movimiento a día de hoy. Aunque la idea inicial de la corriente artística ha evolucionado, en ella sigue presente la voluntad de transformación social y de arte público. La clave para entender este tipo de arte es su localización. Se encuentran en la calle, al alcance de los viandantes y disponible las 24 horas del día para ser contemplado.

 

Berta Pladevall Soriano y Sílvia Gómez Pérez – 12/09/18 – Playa del Carmen