Noticias 2018, Yucatán

Tuc-tuc el transporte estrella de Holbox

Este sistema ha logrado transformar la isla en pocos años

Todo medio de transporte debe cumplir siempre unos requisitos básicos: ser eficiente, funcional y cómodo. Así debería ser, ¿verdad? Nos encontramos en la Isla de Holbox al norte de la Península de Yucatán (México), un lugar paradisíaco en el que le han dado la vuelta al concepto de la movilidad.

Escena típica en Holbox. David Rigola

 Lo primero que uno ve al llegar a puerto son unos carros, llamados Tuc-tuc, parecidos a los usados en los campos de golf. Los hay por todos lados y son el principal medio de transporte de Holbox pues los turismos y otros transportes típicos de las ciudades pueden contarse con los dedos de la mano. La isla cuenta con 100 Tuc-tuc, aunque hay que destacar que no todos están operativos y una pequeña parte se mantiene en reserva. Los inicios de este particular sistema se remontan quince años atrás. En 2003 la isla aún no se había convertido en esclava del turismo y lo más común eran los coches. Sin embargo, todo cambió con la llegada de Alejandro Martínez, un hombre proveniente de Isla Mujeres (Península de Yucatán) que exportó la idea de allí. El concepto era arriesgado y novedoso, una apuesta que por suerte para Martínez terminó por triunfar. 

 Víctor Bala, propietario de una de las varias tiendas de alquiler de Tuc-tuc, nos comenta cómo funciona y repercute el negocio en la isla, “acá todas las empresas del sector nos ayudamos mucho, hay competencia sana. Cualquier turista mayor de edad puede rentar un Tuc-tuc, tenga o no carnet de conducir”. Bala cuenta que el negocio tiene mucho éxito durante todo el año pero en especial en la temporada de huracanes, “cuando llega este periodo la gente de la zona usa más el servicio, es así porque no quieren arriesgarse a dañar su transporte particular”.

 Los Tuc-tuc son muy prácticos, los hay por todos lados. Cuando llueve, que en Septiembre suele suceder todos los días, se puede apreciar todo su potencial. En Holbox la lluvia es un factor clave que marca e influye en todo el tempo de la isla. Es sorprendente, pero aún lo es más si se tiene en cuenta que en la isla no hay ninguna calle pavimentada y al llover todo queda prácticamente empantanado. René Correa, alcalde del pueblo, explica que este hecho se debe a una ley no escrita, pero aceptada por todos los vecinos. “Pavimentar las calles tampoco sería muy útil, pues cuando llueve el agua puede tardar en drenar por lo menos cinco días y con asfalto el proceso podría prolongarse a diez”, confiesa Correa.

 Holbox es un destino particular, con un característico sistema de transporte que sorprende al turista que llega a la isla por primera vez. Los habitantes de la isla jamás imaginaron que la idea de Martínez pudiera llegar a ser uno de los rasgos que, hoy por hoy, resultan más característicos del lugar.

                                                                                     David Rigola-4/9/18 Holboxnike air max 1 sale