Noticias 2008, Perú

“Un estado en crisis busca un culpable”

DSC_0646 copia.jpg

En una calurosa mañana de Julio, nos atiende el Dr. Perceval, ponente en las II Jornadas de Formación y convivencia Tahina – Can Bancaja. El Dr. J. M. Perceval, eminencia entre figuras académicas relacionadas con las Ciencias Sociales y de la Comunicación, lucha contra el racismo y la exclusión social desde el poder de convicción de la palabra

Con esta entrevista, pretendemos ofrecer su visión crítica, vértice relevante en la causa, frente a las diversas legislaciones y políticas migratorias, de trabajo, de salud, etc., así como, manifestaciones sociales que muestran problemas sociales y etnocentristas, a pesar de los nuevos pactos sobre Derechos Humanos.

 

El Dr. Perceval, con una infinita amabilidad y paciencia, nos atendió haciendo gala de una exquisita educación, a pesar de ser una persona muy ajetreada en el plano profesional

 

PREGUNTA: Su trabajo versa sobre la exclusión y el racismo, comunicación y educación e innovación pedagógica. ¿Por que eligió estos campos de investigación?

RESPUESTA: Todos estos temas están muy relacionados, ya que se interconectan entre si a lo largo de la historia: el diálogo como medio de comunicación crea comunidad, la violencia crea exclusión, los excluidos son los que no pueden hablar y los historiadores ayudan a darles voz para denunciar injusticias…

 

P: Entre sus trabajos publicados destacan el estudio de la antropología sobre la etnia gitana y la historia de moriscos y judíos. ¿Qué le hizo dirigir sus esfuerzos en esa dirección?

R: Teníamos tres comunidades históricamente excluidas en España: los moriscos, una minoría agraria (ya que la élite ciudadana emigró cuando se conquistó Al- Andalus), los judíos, una comunidad ciudadana, y los gitanos nómadas. Dos variedades sufrieron la expulsión, moriscos y judíos; los gitanos se integraron con graves exclusiones condicionantes que les llevaron a la automarginación como forma de reafirmar su orgullo. Este proceso llevo a la etnia gitana al Evangelismo como forma de integración en la comunidad dentro la sociedad moderna

 

P: Nos da miedo lo “extraño”, lo “diferente”.

R: Las diferencias surgen por la pituitaria (el olor) y la comida; es inmediato. El temor es cuando temes tu propia situación, proyectas tu miedo, inseguridad personal y laboral. Estar en crisis es buscar un culpable

 

P: ¿El racismo y la exclusión es uni o bidireccional?

R: Durante una exclusión en una sociedad, las comunidades implicadas que no se ajustan a los cánones adecuados intentan autocentrarse en ghettos, en una especie de autoexclusión, creando un mecanismo de defensa. Una forma de combatir el problema es mediante el deporte y técnicas pedagógicas adecuadas en un sistema educativo integrador. Por lo tanto, educar conociendo el propio origen sin mitificar el pasado.

 

P: Un tema controvertido el uso del velo en las escuelas.

R: Hagamos reglas pragmáticas, considero que un velo en la cabeza no es lo mismo que llevar la cara tapada. Me preocupa mucho más que las niñas practiquen gimnasia en el colegio. Las religiones deben instruirse fuera de la enseñanza estatal; se debería impartir en todo caso historia de las religiones, que, por supuesto, incluya ética en su programa lectivo

 

P: ¿Cree que la lucha contra el racismo ha de ser caritativa o solidaria?

R: Considero que el otro, el forastero, es una persona que debe mantener su integridad. Debemos respetar su persona, su esencia propia. El ingenuismo se debe combatir: no todo el mundo es bueno, ya que practicaríamos una discriminación racista positiva (xenofilia); ni todo el mundo es malo (xenofobia). La persona es un yo individual.

 

P: ¿Nos movemos a base de impulsos estereotipados en nuestra sociedad?

R: Las sociedades son muy complejas. No puedes decir el Islam, sino los Islam. Siempre hay corrientes que varían las ideas preconcebidas que tenemos.

 

P: ¿La globalización hace perder valores y tradiciones culturales propias?

R: La cultura debemos mantenerla en libros escritos como medio de transmisión activa de conocimiento. Nuestros orígenes deben formar una parte viva de nuestro patrimonio; la globalización unirá el mundo pero se ha de evitar una Mac-globalización

 

P: ¿La legislación (UNESCO y UE) es la adecuada para luchar contra el racismo y la xenofobia?

R: Más que una legislación, pienso que hay que acabar con los nacionalismos y con los estereotipos. La xenofobia y el racismo se acabará cuando se combata desde las aulas, cuando los niños comprendan que el origen, por ejemplo, de los algoritmos es persa y que la transmisión cultural ha de ser universal

 

La vigencia y práctica de estos patrones, constituyen, por lo tanto, un sistema de exclusión e inclusión que se perpetúa como un grave impedimento para el desarrollo personal y de diversos grupos sociales.

 

air max 90 essential sale