Diario de Ruta 2016, República Dominicana

Una apuesta por la educación

Perfil Jennifer_Julia Glanadell.JPG
Jennifer Rosario Montero es profesora del Centro Tecnológico Comunitario (CTC) de Boca Chica. Con 19 años, acude a los CTC des de su inauguración en 2011, cuando ella tenía sólo 14, y donde empezó como usuaria del centro aprendiendo las herramientas necesarias para el uso básico del ordenador.

 

“Tenemos como objetivo disminuir la brecha digital mediante la informática. Hay muchas personas, que no tienen acceso a un ordenador, así que vienen aquí y se les enseñan algunas nociones de ordenadores y funcionamiento del mismo, seguido del pack Office, Power Point, Excel, Word y Photoshop. Finalmente, después de los cursos iniciales, la persona puede interesarse por programas superiores, como HTML, robótica, programación, diseño páginas web. En los CTC, también se imparten charlas, en un período de 2 o 3 veces al mes, sobre herramientas TIC, Internet sano, entre otras”, explica Jennifer.

Todos los profesores de los centros están formados para impartir cualquier curso que se ofrece en los CTC. Jennifer disfruta especialmente impartiendo programación y dando charlas, ya que le gusta interactuar con el público. De esta forma es capaz de reconocer cuales son los mayores problemas que presenta la comunidad.

Boca Chica, también nombrada “Los Botados”, es una zona muy pobre que hasta hace unos años estaba en el olvido. La mayoría de las personas no sabían que era un ordenador, y podría decirse que vivían condicionados por la brecha digital. Pero gracias a la interacción de los CTC con la comunidad ha habido un gran crecimiento y evolución. Se atiende a numerosas personas, y muchas de ellas han logrado conseguir un trabajo gracias a los cursos impartidos en los centros.

Este es el caso de un conocido de Jennifer, un joven que no mostraba interés ni por el trabajo, ni por los estudios. El padre de este chico, incentivó a su hijo acudir a los cursos del CTC de Boca Chica. A raíz de asistir a las clases de inglés que también se imparten en los centros con una duración de 4 días a la semana durante 11 meses, consiguió un puesto de trabajo en el aeropuerto de la Caleta, y le espera un futuro prometedor.

Jennifer se a construido un proyecto profesional sólido gracias a la instauración de los Centros Tecnológicos Comunitarios en las comunidades más necesitadas de República Dominicana. La repercusión de estos centros en la población es innegable, convirtiéndose en un pilar de la educación del país.

cheap nike free run 5.0