Diario de Ruta 2018, Yucatán

Uxmal: ciudad de leyendas

Una noche con luna llena unas siluetas que vestían túnicas blancas cruzaron el Cudrángulo de las Monjas mientras hacían cánticos en voz baja y atravesaban el arco que lleva hacia el Palacio del Gobernador. Este es el testimonio de Jorge, el guía que realiza a ruta por la ciudad precolombina de Uxmal, patrimonio de la Humanidad. Nadie creyó su historia cuando era pequeño, pero su interés por la cultura maya no hizo más que aumentar tras esa experiencia.

Sea cierto o falso, tanto la historia maya como la ciudad de Uxmal está rodeada por un halo místico y religioso que ha generado leyendas de todo tipo. Sin ir más lejos, algunos afirman que el meteorito que exterminó hace millones de años a los dinosaurios cayó en Yucatán, y de ahí emergió del mar la península y se crearon los cenotes.

Sin embargo la leyenda más conocida es la del enano de Uxmal. En la casa de la hechicera vivía su hijo enano (alux en maya) y la madre escondía un símbolo de oro bajo las cenizas de la cocina. Un día, el enano distrajo a su madre perforándole el cántaro de agua y cogió el oro de las cenizas mientras tanto. El oro se le cayó al suelo e hizo tal estruendo que el Gobernador lo escuchó. Resulta que quién poseyera el símbolo dorado tenía derecho a convertirse en Gobernador. A este no le gustó la idea de que el enano le arrebatara el poder e ideó una serie de pruebas. 

La primera consistía en contar cuántos frutos tenía un árbol, la segunda en construir el mayor templo que se hubiera visto en la zona y la tercera en sobrevivir a un golpe de dátil en la cabeza. Con la ayuda de su madre y unos murciélagos superó la primera prueba, la segunda la logró construyendo la actual pirámide ovalada de Uxmal en tan solo una noche y pasó la tercera colocandose un protector bajo el cuero cabelludo. El Gobernador no tuvo tanta suerte y se rompió el cráneo con la última prueba, así el pueblo proclamó al enano como nueve gobernador de Uxmal.

La magia de Uxmal envuelve toda la región de la ruta Puuc. Sus historia, monumentos y leyendas consiguen abducir a cualquiera. La ruta mágica entre Uxmal y Kabah se extiende en más de 149 kilómetros repletos de magia, misterio y leyendas.

 

Marc Lloveras

cheap nike air max 90