Un urbanita en ciudad perdida

Xavier Ortuño Iserte es director adjunto del Diario Sport y profesor de escritura multimedia interactiva y periodismo de viajes en la Universidad Autónoma de Barcelona. Xavier participa en la Expedición Tahina-Can con destino a Colombia.
_MG_4857 como objeto inteligente-1.jpg
  
Junto al resto del equipo se ha enfrentado a una dura jornada de trekking. Cinco días avanzando hacia la Ciudad Perdida. A través de caminos embarrados, subiendo pendientes, enfrentándose a la humedad, el calor y la altura. 
 
Xavier nos cuenta que antes del viaje ya tiene experiencia en el trekking con el ascenso al pico Duarte. Antes de salir de España se entrena cerca de casa recorriendo las distancias con las que se va a encontrar en Colombia. Xavier esperaba una experiencia dura pero la afrontó con confianza. La motivación que ha llenado a Xavier de energía es ver la Ciudad perdida por la importancia que tiene para la cultura indígena.
 
El interés de Xavier por el destino hace que no se preocupe por las dificultades del camino, para él son únicamente un trámite para poder llegar. No ve la ruta a través de la selva como un reto personal pero confiesa que hubo momentos duros. El segundo día decidió desprenderse de sus rodilleras para aumentar su agilidad y nos cuenta que el miedo entró en escena al tener que enfrentarse a las subidas y bajadas embarradas.
 
Las dificultades del camino aumentan constantemente para Xavi. Hasta el punto que necesita la ayuda de una de las mulas para continuar su camino.
  
Al llegar a la Ciudad Perdida y ver que los escalones continúan Xavier piensa en rendirse, pero el ánimo de sus compañeros Lluís y Selene le hacen continuar hasta el final. Para Xavier merece la pena el camino y señala la importancia de la ayuda prestada por los Guías. Nos cuenta que se sorprende al ver como el equipo colombiano cuida la selva como si fuera suya y se preocupa por los expedicionarios. Las mismas personas que nos ayudan a cruzar un río son las que, horas después, nos preparan la comida. Xavier acabó teniendo una relación de amistad con el equipo de guías en lugar de una relación de cliente y empresa.
 
La constancia de Xavier para atravesar la selva sirvió tahínos de ejemplo para superar las adversidades de la ruta y completar el viaje.
Autor: 

Licencia de Creative Commons Expedición Tahina-Can | Aviso Legal