Diario de Ruta 2017, Colombia

La Catedral de Sal subterránea: un místico juego de luces

IMG_8062.JPG
La expedición Tahina‑Can visita La Catedral de Sal obra construida en el interior de las minas de sal de Zipaquirá, a unos 50 km al norte de Bogotá.
Cerca de Bogotá, en Zipaquirá se encuentra la catedral de sal, la mayor riqueza arquitectónica del país, según los colombianos. Es una iglesia subterránea ubicada dentro de las minas de sal de la ciudad. Uno de los lugares más especiales es el Altar Mayor donde una inmensa cruz de 16 metros refleja la luz dando una sensación mística y religiosa al visitante. 
 
Actualmente la catedral se puede visitar y está ubicada a 180 metros bajo el suelo. Para llegar allí se tiene que pasar por 14 capillas que representan el camino de la cruz de Jesús Cristo. Durante el recorrido se encuentran obras de arte en mármol y sal, como por ejemplo la Creación del Hombre inspirado en la obra de Miguel Ángel o esculturas de ángeles.
 
La primera catedral se construyó en 1954, pero por razones de seguridad se cerró en 1992. Después de muchas obras de excavaciones, sacaron más de 250.000 toneladas de sal, en 1995 se construyó la actual iglesia, más segura que la anterior.
 
Esta no es la única construcción de este tipo, en el mundo existen tres catedrales de sal, dos de ellas en Polonia. Pero la catedral colombiana destaca por poseer la cruz subterránea más grande del mundo.

air max 90 essential sale